Gracias por seguirme

jueves, 28 de abril de 2011

Mi primer acto social...Mi comunión

Hace tantos años... que tengo que rebuscar en mi mente, yo tenía 7 años, bueno casi, aún no les había cumplido, era una niñita con una ilusión tremenda ¡¡¡Iba a hacer la primera comunión!!!

 
          ¿Catequesis? Fuimos a la catequesis todo un año con mis compañeros de clase, os hablo del año 1971.
        ¿Ropa? Qué nervios cuando me probé por primera vez el vestido que iba a llevar, era de mi hermana, se lo había hecho mi tía 7 años antes y  yo estaba encantada; blanco, largo, precioso con un cancán debajo, me había dejado crecer el pelo para hacerme un moño y colocarme una diadema y el velo; así que el día de la prueba mi madre me hizo el moño y me puso todo, solo hacía que mirarme al espejo...qué guapa estaba, como esas princesas de los cuentos que leíamos y quedaba poquito para que llegase ese día tan señalado.
         Y ese día llegó, lo único que estrenaba eran los zapatos y recuerdo que al ponerlos, me caí al suelo, me había resbalado, ya que mi madre había encerado toda la casa, y las suelas nuevas me hicieron una mala pasada, yo lo único que decía era: ¿Se me ha ensuciado el vestido? Y mi madre: ¿Te has hecho daño?
        A mí me daba igual el daño, solo quería que mi precioso vestido estuviera bien, tenía tales nervios que no hacía más que preguntar la hora. Cuando llegamos a la iglesia, ahí estaban mis amigos, guapísimos todos, no pudimos parar en toda la misa y cuando iba a comulgar por primera vez se me hizo un nudo en el estómago, yo no sabía muy bien que significaba, era muy niña, pero disfruté del día todo lo que pude.
        ¿Fotos? Nos hicieron cuatro fotos en la iglesia y son las que tengo, sin pruebas ni nada, tal cual salieron, naturales del todo. Así quedé claro.
       ¿Regalos? Pues mi primer reloj, una cadena y una pulsera; ufff qué lujo, también me regalaron chucherías y bombones
       ¿Comida? Más tarde comimos en casa familiarmente, la comida la hizo mi madre, y por la tarde recuerdo que fueron mis amigos a merendar un chocolate y después del chocolate a la calle a jugar. Qué sencillo era todo...


      ¿Podéis imaginaros algo así ahora? La catequesis dura dos años y se hace con 10 que son casi preadolescentes. La ilusión puede ser la misma, pero claro hay que estrenar el vestido o el traje que cuestan como si de una boda se tratase, hay que reservar el restaurante, con mucha anticipación si no quieres quedarte sin ; la ropa de los invitados por supuesto de fiesta, los detalles que das a los invitados, el recordatorio... El gran problema ¿Qué le regalas?, tienen de todo pero hay que regalar algo. En las grandes superficies han puesto "Listas de comuniones" no me lo puedo creer.Y claro está faltan las fotos de estudio, un álbum impresionante con todo tipo de poses, más las de la iglesia con su correspondiente vídeo, todo ello hecho por un profesional que no te deja ni grabar ni hacer fotos a los padres.




Al final un día tan especial para un niño acaba siendo en resumidas cuentas consumismo y consumismo...



viernes, 22 de abril de 2011

¿Seguro que Elvis ha muerto?

               Recuerdo siendo muy pequeña escuchar música a todas horas. En mi casa lo primero que se hacía al levantarse era poner la radio y desde primeras horas del día nos amenizaba con sus canciones, aparte mi madre cantaba a todas horas, mientras limpiaba o cocinaba o fregaba siempre recuerdo su voz y esas canciones que las tengo en mi memoria; música española coplas de Concha Piquer, Estrellita Castro, Juanito Valderrama, y otros tantos que las" bordaba" ¡¡¡¡Que bien cantaba!!!


        El siguiente recuerdo que tengo respecto a la música era el reproductor de casetes de mi hermana, mayor que yo, que lo ponía a todas horas con música de Los Diablos, Formula V, Nino Bravo, Camilo Sexto ... Se lo llevaba por toda la casa con ese soniquete tan pegadizo, una y otra vez, me sabía todas las canciones, hasta hoy recuerdo sus letras... y si nos ponemos a buscar seguro que aparecen algunos de esos casetes polvorientos en algún lado.
     
                             
                                                                                                
      Cuando yo empecé a interesarme por mi propia música era una preadolescente y a mi memoria viene que cuando salía de clase me iba para casa, buscaba a mi gran Amigo y vecino,  mi madre nos daba de merendar y nos subíamos a su casa a escuchar música de Elvis Presley, teníamos unas cuantas cintas de casete, y hacíamos exactamente lo mismo que mi hermana, las poníamos una y otra vez, cantábamos a dúo, no muy bien, pero lo pasábamos genial, disfrutábamos de esa música y aun a día de hoy lo recordamos con mucho cariño las horas que pasábamos escuchándole. Éramos unos fans de Elvis y cuando ponían una película de él no nos la perdíamos. Siempre he sido de la opinión que cuando algo o alguien te llena totalmente, nunca muere, y eso es lo que me pasa a mi con  El Rey del Rock.

                                                    
                                           
 
        
                                                                                                                                                                                                              
 Yo seguía con la misma costumbre que tenía mi madre y la radio seguía puesta en casa siempre con música, he cantado todo lo que ponían, dependiendo del momento que tocase, ABBA, Mecano, Boney M, Miguel Bosé, LosPecos... y una larga lista de cantantes y grupos musicales de aquellos años que sería imposible nombrarles a todos.

                                              
              
                                               

      Ahora sigo escuchando música por todos los lados, la mayoría  de las veces la que  ponen mis hijos, música en cada una de sus habitaciones y claro está, en la televisión también ,¡¡¡ Es una mezcla para volverse loca !!! Pero he de confesar que me sigue haciendo sentir bien.
     Muchas veces no consigo distinguir un cantante de otro y eso que debo decir que tengo un buen oido, pero hay estilos que todos suenan igual. Eso no significa que no me gusta la música de ahora, sigo empeñada como en años atrás en aprenderme las canciones y así lo hago claro, escuchándolas a todas horas, pero siempre que escucho las canciones con las que empecé a deleitar mis oidos mis hijos se paran,y me dicen: Me gusta esa música,- ¿Quién es?- y les respondo, es la gente que escuchaba cuando yo tenía vuestra edad. Siguen estando ahí y a estas nuevas generaciones les gusta la música de los 80 por lo tanto tampoco ha muerto, sigue tan viva como antes, no les parece anticuada, ni pasada de moda, y yo sonrio al ver como al final ellos se aprenden "mis canciones".

   Quereros un poco y relajaros escuchando unos minutos a este Rey sin corona 

viernes, 15 de abril de 2011

¿Queda algo de la Semana Santa de antes?

He de comenzar diciendo que no soy una forofa de la Semana Santa, pero hay una persona muy cercana a mi que si lo es y se merece que le dedique una entrada sobre algo que a él le apasiona.
        Estoy segura que todos recordamos como era hace muchos años, empezando por los viernes que no se podía comer carne, era una tradición y así se respetaba. El primer día de fiesta era el Domingo de Ramos y ese día era muy especial ya que esperábamos que llegase porque siempre nos compraban ropa para estrenar ese domingo y... claro está lo de estrenar ropa no era habitual. Ese día se llevaba un ramo de laurel o una palma a misa para que te la bendijeran, yo nunca supe el verdadero motivo de llevarlo, pero yo iba encantada con mi vestido nuevo y la palma en la mano, estábamos todos como "pinceles". Cuando acababa la misa se hacía una pequeña procesión alrededor de la iglesia y vuelta para ella.  

        

       Otro recuerdo que tengo era el día de Jueves Santo y Viernes Santo en la radio solo se escuchaba música clásica y en la tele ponían películas referentes a esta semana; en los cines reponían cintas sobre la Pasión de Cristo o películas de santos, y los establecimientos cerraban pronto porque había que guardar luto por la muerte de Jesús. El jueves y el viernes tocaba procesión y allí estábamos esperando a ver pasar las cofradias con los pasos, inmóviles,con un cansancio tremendo ; pero no se podía marchar hasta que fimalizase. La gente lloraba cuando pasaba la Virgen o el Cristo, era un silencio sepulcral y un respeto total.

    Ahora sigue habiendo devoción pero diferente. El Viernes de Dolores ya empiezan las procesiones, hay un montón de cofradías nuevas y la gente comienza con su tradicional  "Matar judíos" (beber limonada por los bares, cada una que bebes es un judío que matas). La Semana Santa de mi ciudad es muy conocida y se llena de gente de fuera. Hay procesiones cada día de la semana, pero sigue siendo las más importantes las del Jueves y Viernes Santo, con el Encuentro en la Plaza Mayor.
    Aparte de lo religioso existe lo pagano como es la procesión del día de Jueves Santo  llamada la del Entierro del Genarín que no es nada más que llevar a hombros el personaje de Genaro que murió a principios del S.XX, atropellado por el primer camión de basura que hubo en la ciudad, y la gente va detrás de él bebiendo sin parar.
                                                         
                                                               
     Antiguamente, los Papones, que así se llaman aquí a los Cofrades, eran solo hombres, a día de hoy eso ha cambiado y es mixto a excepción de cuatro Cofradías que aun son solo de hombres, y dos solo de mujeres, creo yo que eso durará poco ya que la igualdad entre ambos sexos llega a todos los lugares, hasta en los sitios mas tradicionales como puede ser La Semana Santa .

Aqui os dejo un pedacito de lo que vemos año tras año y que cada vez nos trae a mas visitantes.
Bienvenidos seais a nuestra humilde ciudad.

video

lunes, 11 de abril de 2011

Misma ciudad diferente época

¿Si volviéramos atrás 30 años solamente reconocerías tu ciudad?

        Estoy casi segura que nos costaría identificar ciertos sitios, nos traería recuerdos unos. otros nos costaría identificarlos y algunos más han desaparecido, aunque en recompensa aparecen otros nuevos. En mi ciudad en los años 8o éramos unos 131.000 habitantes frente a los 134.000 que hay hoy en día, es decir el crecimiento es muy escaso, y la población muy mayor, la gente joven se va y los mayores vuelven.
                Vivo en una ciudad pequeña y acogedora donde los barrios eran pequeños pueblos, nos conocíamos todos y sabíamos la vida de los demás, las calles estaban llenas de niños que jugaban, no era peligoso estar en ellas y si te caias y te hacías daño el primer vecino te metía en su casa y te curaba. Los edificios estaban llenos de tendales de ropa y los vecinos hablaban entre ellos por las ventanas. Siempre había un "Buenos días" en la escalera y una sonrisa para la persona que te cruzabas en ella. Subías a casa y olías a comida, hasta podías identificar cual era la tuya.


                Las tiendas eran familiares, de barrio, donde comprabas lo que necesitabas, te conocían , te fiaban y te recomendaban.
               Ahora no conoces a casi ningún vecino, no te saludan si te ven, e incluso bajan la mirada. La gente de los pueblos empieza a venir a las ciudades a vivir, estas se van extendiendo a sus alrededores y empieza la constucción de grandes barrios alrededor del centro. Han hecho las ciudades peatonales, todo el centro de ellas son así, zonas verdes para que jueguen los niños, eso si siempre van con adultos que están pendientes de ellos en todo momento ya que no es seguro dejarles solos.
 Coches fuera, prevalecen los viandantes ante los vehículos a motor, es muy cómodo a la hora de hacer compras, las tiendas se han modernizado y han creado centros comerciales, donde lo que prevalece es el consumo, grandes moles donde está todo a mano, nadie te atiende lo haces por ti misma, es una manera mas fria de comprar.




Todo es diferente y a medida que pasan los años te vas aclimatando a la modernidad de tu ciudad, a pasear por los sitios mas entrañables y tradicionales y por los más modernos, a recorrer sus parques y sus sitios de ocio y a respirar y empaparte de todo lo que significa vivir en ella.



lunes, 4 de abril de 2011

Mi gran pasión


Siempre hay algo que se te remueve dentro de tu cuerpo con determinadas cosas, que hace que se te corte la respiración, y que el corazón empiece acelerarse cada vez más y te deje clavado en el suelo con un sentimiento desconocido. Esto es justo lo que me pasó a mi cuando vi el mar por primera vez con 13 años. Yo soy de una provincia de interior y antes no se viajaba casi nunca, así que mi primera oportunidad de ver esa inmensidad fue en el año 1977, no se me olvidará nunca; no podía desviar la mirada de las olas que iban y venían y el miedo que me daba el meterme en el agua, era una sensación diferente al agua de la piscina, me intentaba decir que me metiera en su terreno más adentro para poder disfrutar y sentir toda su energía. Con esa edad no eres muy consciente de todo, pero si cierro los ojos puedo volver a sentirlo.


Para mi las cosas que más me apasionan son las pequeñas, las que no esperas y las que recibes como cuando eras pequeña y te regalaban algo. No tenemos tiempo para apasionarnos por ellas, simplemente dices: " Me gusta" o " No me gusta". No quiero que en mi caso sea así, quiero seguir apasionándome por determinadas cosas, por vivencias nuevas y quiero sentirlas todas y cada una.


Por eso sigo viajando a ver el mar para apasionarme una y otra vez, siempre siento lo mismo cuando entro en una ciudad costera y empiezo a oler ese aroma tan peculiar, que me envuelve toda y que hace que aparezca una sonrisa en mi cara y se me olviden todos los problemas, las tristezas y dejo atrás todo mi mundo conocido. Vuelvo a sentir como si fuera mi primera vez, se acelera el pulso y siento una paz total, me fascina totalmente y solo deseo pararme a mirarlo sin decir nada, solamente me habla él: le oigo le huelo, le veo, le toco y hasta lo saboreo. Se armonizan mis cinco sentidos al mismo tiempo para no perderme nada, necesito llevarlo dentro para que me dure hasta mi nueva visita.
Aquí os dejo parte de esos mares que me conquistaron.

video


Es mi pequeña pasión 

es mi pasión elegida

 es mi pasión confesable

 es mi pasión compartida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...